Afilado de las Herramientas de Carpintero

afilados de herramientas

El afilado es una de las tareas que mas atemorizan a una gran parte de los carpinteros.
Una herramienta bien afilada es mucho más segura que una herramienta desafilada.

Ya que con una herramienta afilada no tendremos que hacer más presión y tendremos mejor control.
El equipo básico para afilar las herramientas de carpintero consisten en una piedra de afilar estándar de dos discos sobre un apoyo montado a presión manual, junto con una variedad de piedras de mano.

Afilado de las Herramientas de Carpintero

Las piedras al aceite se consiguen con facilidad, se gastan en forma pareja y pueden utilizarse para afilar tanto bordes planos como curvos.
Las piedras japonesas son mucho más blandas que las piedras al aceite, por eso deben tratarse con un poco mas de cuidado para evitar el mellado.
El papel esmeril adherido a un trozo de vidrio plano pulido es muy bueno y una manera práctica.
Para afilar los formones y hojas de cepillos de carpintero, es preferible las piedras al agua japonesas.

No existe ningún truco para afilar sobre las piedras.
Debe alisarse la piedra sobre el vidrio y el papel, luego apoyar la hoja sobre la piedra de forma tal que su bisel permanezca plana sobre la superficie abrasiva.
Las piedras deberían sumergirse en agua antes de comenzar, y deberían rociarse con agua a medida que se trabaja.
Mantener la muñeca levantada a un ángulo pequeño, sin balancearla ni moverla para sostener el bisel.

afilados de herramientas 1

Desplazar lentamente la hoja hacia atrás y hacia adelante, cuidando de no mover el bisel. Luego desplazarse a lugares diferentes de la piedra en pasadas lentas, para obtener el efecto de afilado más efectivo.
Para trabajar con piedras de agua es posible apreciar una mezcla de piedra y metal disuelta sobre la piedra, esto es por la acción del afilado.

Si se seca demasiado, rociar con un poco mas de agua y seguir con el afilado, el agua hace que las piedras se sientan muy frescas al tacto y es difícil imaginar que la mezcla lodosa sea en realidad cortante.
Las piedras al aceite tienden a ser mas abrasivas al tacto, se podrá sentir si pasamos los dedos sobre ellas el efecto de corte.

Mantener las piedras húmedas con aceite para que los fragmentos de metal que produce el afilado, se desplace con mayor facilidad.
Las piedras con aceite necesitan alisarse con menor frecuencia que las que son al agua, no es necesario preocuparse hasta que se aprecie un área cóncava sobre la superficie.

Both comments and pings are currently closed.

Comments are closed.